X

Contacto

Image CAPTCHA
Escribe los caracteres que muestra la imagen.
Noticias / Viernes 11 de enero de 2019

Lester Wunderman falleció a los 98 años

A los 98 años falleció Lester Wunderman, conocido como el padre del marketing directo creó una industria millonaria

Nueva York,  11 de enero de 2019.- Lester Wunderman, presidente emérito y fundador de Wunderman, la agencia de publicidad de marketing directo, falleció por causas naturales el 9 de enero de 2019 en Nueva York. Tenía 98 años.

Pionero en la industria publicitaria, Wunderman lanzó en 1958 un nuevo tipo de agencia de publicidad, centrada en ofrecer ventas a sus clientes. Este nuevo concepto de agencia llevó a la creación de la industria del marketing directo que hoy factura millones de dólares. Las técnicas de marketing visionarias que concibió y perfeccionó a lo largo de su larga y brillante carrera transformaron la industria de la publicidad y continúan dando forma al mercado interactivo.

Lester Wunderman será recordado con cariño por Sue, con quien se casó en 1975, su hijo Marc y su hija Karen y sus tres hijastros, Patrick, James y Thomas. También será recordado por las miles de personas que trabajan en la agencia que lleva su nombre.

Mientras dejaba el timón de Wunderman en 1998, trabajaba todos los días en las oficinas de la agencia, donde a menudo visitaba a clientes, ejecutivos y pasantes por igual.

Lester Wunderman nació en el Bronx en 1920. Después de un aprendizaje en varias agencias, se unió a Maxwell Sackheim & Company en 1947, donde se convirtió en vicepresidente ejecutivo. En 1958, fundó Wunderman, Ricotta & Kline, hoy conocida como Wunderman. En 1967, en un discurso en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, identificó, nombró y definió el Marketing Directo que lideró el crecimiento teórico y práctico de la industria desde entonces. Es por esto que hoy se lo conoce como "El padre del marketing directo".

A lo largo de su carrera recibió muchos premios y homenajes de la industria del marketing directo, incluidas las incorporaciones al Salón de la Fama de la Asociación de Marketing Directo en 1983 y al Salón de la Fama de la Federación Americana de Publicidad. En la edición del 23 de julio de 2001, de la revista Time, Wunderman, junto con David Ogilvy y Sergio Zyman, fueron  reconocidos como los "grandes pitchmen a lo largo de los años". Más recientemente, recibió la Golden Apple del Direct Marketing Club de Nueva York en reconocimiento por sus más de 50 años de contribución a la comunidad del marketing directo y al Premio a la Trayectoria de Marketing EDGE.

Su libro Being Direct fue publicado por Random House en enero de 1997 y reeditado en 2004 con nueva información, incluida la primera Declaración de Derechos de Comunicaciones del Consumidor y sus opiniones en Internet. En 2010, fue traducido y publicado al chino. Un libro anterior, Frontiers of Direct Marketing, fue publicado en 1981, y sus discursos y artículos han aparecido en publicaciones de todo el mundo.

Sin embargo, sus logros no describen completamente el impacto que ha tenido en nuestra industria. En 1967, se desempeñó a instancias del presidente Lyndon Johnson para defender el uso y la aceptación del incipiente código postal del Servicio Postal de los Estados Unidos.
Un apasionado por las artes, Wunderman recopiló las obras de arte de la tribu Dogon de África Occidental y realizó dos visitas a la región. Donó su colección al Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y a la Fundación Dapper en París, que ahora forma parte del Louvre.

Fascinado por la fotografía, estudió en The New School en la ciudad de Nueva York y trabajó en privado con varios fotógrafos conocidos. Se reunía regularmente con Cornell Capa, Karl Katz y Jacqueline Kennedy para discutir la posibilidad de una escuela profesional de fotografía. Y así nació el Centro Internacional de Fotografía. Sus fotografías se han exhibido en el Museo Metropolitano de Arte, en asociación con su colección de esculturas Dogon. 50 de sus fotografías permanecen en su colección permanente.
Como jefe de la agencia, Wunderman fue inspirador y visionario, brindando consejos reflexivos y su valiosa visión. "Lester poseía la curiosidad de un científico, el ojo de un artista, el alma de un autor y el corazón de un empresario", dijo Mel Edwards, CEO de Wunderman.

"Lester fue un verdadero visionario con un compromiso de por vida con la innovación y la creatividad", dijo Mark Read, CEO de WPP. "Será recordado y respetado por sus logros y venerado como amigo y colega".

En las propias palabras de Lester, "Si hay una lección que aprender, creo que es no hacer nada a medias. Si vas a hacer algo, da todo lo que tienes que dar".


Cerrar